Natalia Rodríguez tiene la costumbre de lanzar nuevo single cuando empieza el verano, y este año no ha sido una excepción. La cantante y compositora ha vuelto con más fuerza que nunca para presentar «De nada«, una canción reivindicativa que trata sobre el empoderamiento de la mujer, que lucha contra la desigualdad y que defiende la libertad por encima de todo lo demás. Ha sido compuesta por ella y ha querido compartir con nosotros un poco de su tiempo para contarnos todos los secretos que envuelven a su nuevo sencillo.

Fotografías: NatenemedeEntrevista y redacción: Luis Sánchez

Elan Musical: buenos días Natalia. Ya es costumbre que saques single cada vez que entra el veranito, cada vez que llega el calor.

Natalia: sí, ya sabéis que siempre que se acerca el calor aquí estoy yo para presentar un nuevo single. Me hace mucha gracia ver que por las redes sociales muchos fans me dicen que no empieza el verano hasta que no haya sacado una nueva canción.

Elan Musical: todos los veranos nos sorprendes con algo nuevo, es verdad. El título del single de este año es “De nada”. ¿Cómo nació este sencillo?

Natalia: te cuento desde el principio todos los años saco single y ya tenía una canción grabada para este verano, pero no me gustó cómo quedó así que la deseché y me cogió el toro. Tenía que sacar tema y estaba prácticamente sin tiempo, así que empecé de nuevo y un día viendo la tele vi una noticia en la que había imágenes y vídeos de un montón de mujeres manifestándose con pancartas que decían: “no quiero tener miedo al salir a correr”, “no quiero tener que mirar atrás cuando voy a la calle”, “no quiero tener que cambiar de acera” … Todo esto vino a raíz de una noticia que salió en televisión que tenía que ver con la violencia de género. Me pareció un tema que tenía que tratar y me puse a hacer una canción para concienciar a la gente y para decir que las mujeres estamos ahí, que queremos igualdad, que no queremos tener miedo, que no queremos cambiar de acera cuando veamos a un grupito de chicos diciéndonos cosas.

Elan Musical: la cantante Lya ha colaborado en la canción. ¿Cómo surgió el contacto con ella?

Natalia: Lya y yo tenemos un amigo en común y le pregunté si estaría dispuesta a participar porque el tema necesitaba a una mujer de raza que fuese fuerte, que cantara muy bonito y que hiciese flamenquito. Al final la llamé, le conté de qué va la letra, le conté cómo sería la canción y no lo dudó ni un segundo.

Elan Musical: ¿la parte que Lya canta fue escrita por ti o ella también ha participado en el proceso de composición?

Natalia: la composición es toda mía. Tendrías que escucharme en la maqueta, es muy divertido porque yo no sé cantar flamenco. Eso está ya borradísimo, ya se lo envié y no verá luz, pero bueno, fue muy divertido y me apetecía hacer algo así. Nunca había fusionado flamenco con mi música y me apetecía muchísimo.

Elan Musical: en el videoclip hay una escena muy potente en la que se te ve poniéndote una corona. ¿Por qué decidiste que el escenario de esa escena fuera una especie de cueva?

Natalia: la simbología no está tanto en la cueva, sino en lo que hay fuera. Si te das cuenta, fuera de la cueva hay chicas custodiándola en una cascada. Me parecía muy mágico ponerme la corona ahí, en un sitio en el que todo era piedra y donde había tanto contraste con el resto del vestuario. Si lo piensas, tiene bastante sentido: me corono como una reina y salgo de la cueva. El videoclip entero tiene mucho simbolismo, hay muchísima simbología. Es la primera vez que hago un videoclip con simbologías y estoy muy orgullosa con el resultado. Hay otra escena que me gusta mucho, justo cuando vamos un ejército de mujeres con banderas detrás de un hombre. Una de las banderas tiene dibujado un corazón, otra bandera es blanca… es como decir que queremos guerra, pero no una guerra real. No queremos una guerra de extremos, yo lo que quiero es igualdad. Quiero que me valoren igual que a los hombres, queremos tener los mismos sueldos, queremos dejar de tener miedo, queremos estar al mismo nivel porque no somos menos que los hombres.

Elan Musical: me gusta mucho que entre esas mujeres del videoclip también haya niñas y señoras mayores.

Natalia: sí, hay señoras de 60 años y niñas de 10. Es un ejército de unas treinta mujeres bailando, y son mujeres muy distintas porque no quería que fuera un ejército de chicas monas jovencitas pidiendo igualdad porque la igualdad tiene que ser para todas nosotras, seamos como seamos.

 Elan Musical: otra cosa que me ha llamado la atención es que el videoclip está lleno de colores muy vivos y alegres, pero contrasta totalmente con la portada, que tiene un fondo negro. ¿Por qué decidiste que fuera así?

Natalia: pues mira, tenía dos portadas. Una era rollo como el videoclip, la fui publicando en Instagram. Era yo con un vestido rojo con una flor en el pelo y tal, y después tenía la portada que ha salido. Comparando una con otra, me pareció que encajaba más la que escogí porque si la relacionas con el título de la canción, “De nada”, que es muy potente, y con la letra del tema… tenía que ser esa portada, es más creíble que la otra. Soy yo saliendo con un traje de chaqueta medio abierto mostrando mi pierna, como cuando en la canción digo “tú no eres quién para opinar si enseño más”. Está hecho a conciencia el enseñar medio culo porque me da igual lo que se opine de mí. Hay muchas mujeres que no se visten como quieren o tienen miedo de enseñar porque sus maridos se lo prohíben, las tienen cohibidas. Creo que la portada oscura en la que estoy con una chaqueta larga y enseño medio culo tiene mucha más simbología. Todo lo que me rodea es negro, pero yo puedo ser de colores alegres y puedo enseñar si quiero, porque nadie es quién para opinar cómo voy.

Natalia

Elan Musical: el baile del videoclip es una pasada, en directo tiene que ser una bomba.

Natalia: es imposible, en directo no se puede. Estamos variando la coreografía para los directos porque aunque el ritmo del tempo sea más lento a otras canciones que tengo, la coreografía es demasiado potente. Para un videoclip está muy guay porque cortamos y volvemos, pero para un directo no se puede, tendría que ser de otro planeta para aguantar. Mira que yo entreno muchísimo y que estoy acostumbrada a hacer los conciertos de arriba abajo, pero fíjate que el otro día la canté en directo y fue demasiado complicado. La canté la última de todas y cuando terminamos, mientras bajaba los escalones del escenario, me mareé porque me faltaba el aire. Intenté llevarla tal cual como en el videoclip y no podía respirar, es para morir en el intento. Tengo que cambiarla y ponerla un poquito más light.

Elan Musical: hay algo que a nivel personal me molesta bastante, y es que cuando en un videoclip hay alguna coreografía así de potente, mucha gente comenta que el concepto del vídeo es una copia de Beyoncé, de Lady Gaga o de cualquier otra artista que haya bailado alguna vez, aunque lleve muy poco en el panorama musical. ¿Por qué crees que la gente tiende tanto a comparar en vez de centrarse en disfrutar del arte?

Natalia: ¿quién fue la primera en hacer eso? ¿Quién fue la primera en bailar? Yo he seguido mucho a Jennifer López, Britney Spears, Beyoncé, Christina Aguilera… me hace gracia porque hasta me comparan con gente que ha venido después de mí, que me dicen que las imito cuando llevo toda la vida haciéndolo. Pues mira, no entro al trapo porque hasta me hace gracia. Yo sigo siendo muy fiel a lo mío, que salí de Operación Triunfo en 2001 y mi primer videoclip fue con bailarines, y mi línea siguió siendo así. Yo no he imitado a nadie, aunque es verdad que me gusta que me comparen con cantantes a las que sigo porque son grandes artistas a las que idolatro. No me molesta. Lo que me molesta es que me digan que imito a chicas que han venido detrás de mí cuando yo llevo haciendo esto toda la vida. Hace poco leí un comentario que me dejaron en el videoclip de “Loco por mí”, que es del año 2006, en el que me dicen que es una copia del “Single Ladies” de Beyoncé. Hijo mío, ¡lee! Mira cuando se publicó mi videoclip y mira cuando se publicó “Single Ladies”. A la gente es que le encanta hablar por hablar sin mirar antes las cosas.

Elan Musical: siempre has tenido muy buena relación con tus compañeros de OT, y ahora hemos visto que con las nuevas generaciones también tienes muy buen trato. Has coincidido varias veces con Agoney, invitaste a tu acústico a Ricky… ¿cómo ha sido el contacto con los chicos?

Natalia: con Agoney coincidí en un concierto y nos hicimos súper amigos, la verdad. Luego estuvimos en un programa, en La Mejor Canción Jamás Cantada, y es que es un niño entrañable y adorable. Ricky siempre me ha seguido muchísimo, siempre ha seguido mi música y cuando se enteró de que iba a hacer un concierto en acústico me escribió para decirme que le encantaría ir, y yo le respondí diciéndole que está invitadísimo. Más tarde le dije “oye, mira, sé que te enseña la canción “Sola”, ¿te gustaría que la cantásemos juntos?” y así fue. Está guay que nos apoyemos, seamos nuevas generaciones, cantantes de toda la vida o tengamos mil años. Creo que deberíamos fijarnos un poco más en los artistas de EEUU porque se apoyan ellos muchísimo entre ellos, y creo que está empezando a hacerse en España. Deberíamos apoyarnos los unos a los otros todo lo posible.

Elan Musical: es verdad que últimamente hay muchas más colaboraciones que hace un par de años. Hay gente que piensa que la magia que tenían las colaboraciones, que eran puntuales y especiales, se va a perder porque nos estamos acostumbrando demasiado a los dúos. Ahora se leen más comentarios de fans pidiendo colaborar con otro artista que pidiendo más canciones o más discos.

Natalia: sí, sí, es verdad, está pasando, pero no creo que sea algo malo. Es una estrategia de marketing muy buena porque cuando se juntan dos artistas, los fans de uno conocen al otro y los fans del otro conocen al uno. Es una forma de conseguir un número uno durante más tiempo, conseguir más visitas… es una estrategia de marketing que están haciendo las compañías discográficas con sus propios artistas, es la realidad. No creo que la magia se vaya a perder mientras las canciones sean buenas y lleguen al público.

Elan Musical: ¿dónde podremos ir a verte en directo en los próximos meses?

Natalia: voy a estar el día 15 en el aniversario de Boite cantando, voy a estar el día 21 en un concierto en Madrid, en Fuenlabrada. Tengo muchísimas ganas de finales de junio, que voy a cantar en el festival Love the Tuentis, que es un festival que ha agotado todas las entradas y había 28.000. La hostia. Hay tres escenarios: en uno de ellos van Coyote Dax, Malena Gracia, las Azúcar Moreno… en otro hay pop y estaremos Alex Ubago, estoy yo, va El Sueño de Morfeo… y luego habrá otro escenario para el dance.

Elan Musical: ¿para el orgullo no tienes planeado nada?

Natalia: todos los años voy al orgullo, me encanta. Aún no he hablado con los chicos de Mr. Gay, pero son como de mi casa: ellos cuentan conmigo y yo con ellos. De un día para otro me avisarán y ahí estaré, como siempre.

2019-06-09T12:58:09+02:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies