Beatriz Luengo siempre ha demostrado ser una mujer de las que pisan fuerte al caminar. No obstante, al igual que muchas otras mujeres a lo largo de la historia, se ha sentido infravalorada en más de una ocasión, ya que debido a su género ha tenido que luchar mucho más duro para cumplir un objetivo que lo que tendría que haber luchado si fuera hombre. ‘El despertar de las musas’ es su primer libro, y en él cuenta la historia de doce mujeres importantes para la historia que de una forma u otra han sufrido todo lo que conlleva vivir en una sociedad machista. Hemos podido hablar con ella sobre estas doce musas en una entrevista que nos concedió.

Fotografías: Nat EnemedeEntrevista: Luis Sánchez

Elan Musical: buenos días, Beatriz. Hace ya un mes y medio sacaste tu primer libro, ‘El despertar de las musas’, que ha sido todo un éxito: vas por la segunda edición y muchísima gente va a las firmas para tener su ejemplar dedicado. ¿Te esperabas una aceptación tan buena?

Beatriz Luengo: la verdad es que no, estaba un poco nerviosa porque no sabía cómo iría. Además la gente me preguntaba en redes si iba a cantar en las firmas, y como no iba a hacerlo, no sabía si se animarían a venir y cómo se tomarían esta nueva etapa de mi vida. Estoy muy sorprendida y muy feliz porque ha ido mucho mejor de lo que esperaba.

Elan Musical: los libros escritos por cantantes suelen ser autobiografías, pero tú has escrito sobre doce mujeres muy relevantes cuyas historias son desconocidas para muchos. ¿Por qué decidiste escribir un libro sobre todos estos personajes históricos?

Beatriz Luengo: porque para escribir el mañana hay que rescribir el ayer. Escribiendo sobre ellas he descubierto más de mí de lo que lo hubiese hecho con una autobiografía. Después de escribir sobre cada una de estas mujeres, hago reflexiones como mujer del siglo XXI que soy y me abro muchísimo. Si hubiese escrito un libro en el que diga cosas como “un día salí de mi casa y me presenté a un casting y tal” no me habría abierto tanto como me abro a partir de las historias de estas mujeres.

Elan Musical: en 2015, la bielorrusa Svetlana Alexiévich recibió el Premio Nobel de Literatura. Es una escritora periodística que documentó en varios libros testimonios de mujeres que combatieron en La Guerra Roja o en Chernóvil, entre otros muchos lugares. Si a una mujer de Premio Nobel le costó elegir qué historias incluir en el libro y cuáles no, ¿cómo conseguiste hacerlo tú, que no eres escritora de profesión?

Beatriz Luengo: ha sido algo muy, muy difícil. Primero descubrí la historia de Gala Dalí, que es la que me inspiró a escribir el libro. Esa historia me hizo pensar que sería muy bueno contar las historias de las personas que están detrás de los grandes genios y decidí centrarme en mujeres muy relevantes e importantes para las obras de estos grandes genios. Continué con Einstein, con Mozart, incluí a María Magdalena, que, por cierto, es muy injusta la manera a la que ha pasado a la historia. En ningún lugar dice que fuera prostituta: fue una mala interpretación la que la hizo caer en esa etiqueta mal puesta. Fui descubriendo más cosas y el espectro se fue abriendo cada vez más. Cada vez había más historias impactantes de mujeres que, aunque no tuviesen por qué estar ensombrecidas por un genio, sí se le subestimaron por su género. Cuando ya me informé sobre varias de estas historias, quise incluir en el libro a mujeres que estuviesen muy alejadas en el tiempo, que fueran de todos los continentes y de distintas profesiones y clases sociales. Quería hacer una fotografía general que ilustrase que la subestimación por género siempre ha existido sin importar la época, la clase social o la profesión. En el libro, de hecho, hay modelos, científicas, médicos y astronautas.

Elan Musical: hoy en día es muy fácil informarse y darse cuenta de ciertas cosas, como que María Magdalena no era prostituta, pero aún así parece que la sociedad se resiste a aprender y a abrir los ojos. ¿Crees que en los colegios e institutos deberían empezar a mandar leer libros como el tuyo que desmientan ciertos mitos y para que le den a las mujeres de una vez la importancia que han tenido a lo largo de la historia?

Beatriz Luengo: me está pasando una cosa muy emocionante, me erizo y todo ahora que te lo voy a contar. Mira, el otro día vinieron a una firma de Sevilla dos chicas y me dijeron que su profe les puso mi libro en una lista de lecturas obligatorias del curso. Resulta que ella había pasado una lista de libros que aportaran algo a nivel social, pero un fin de semana se leyó mi libro y les dijo a sus alumnos: “abro la lista que os di a principio de curso y añado el libro de Beatriz Luengo”. Las dos chicas me pidieron que se lo dedicara y le diera las gracias a su maestra por mandarles el libro. Es algo súper emocionante para mí. Yo vivo en Estados Unidos y mi hijo estudia en un colegio americano. Allí incluyen en los libros de texto la historia de los afroamericanos, cuentan el valor histórico de los afroamericanos, de indios… y yo creo que de la misma manera que se habla sobre Martin Luther King, debería hablarse también de mujeres que han sido importantes para la historia. Las mujeres somos un 50 % de la sociedad y apenas se habla de nosotras. Una de las reivindicaciones de las que hablo y que me parece muy grave que no se hable en los libros de texto es que para los españoles Malinche es una mujer totalmente desconocida. Malinche fue la primera indígena que además de hablar la lengua de allí hablaba español porque se crió por españoles. Fue entregada a Hernán Cortés como esclava y le ayudó a llevar un sistema de pactos con otros indígenas que finalmente le dieron la victoria en México. Venció a Monctezuma porque llegó con un ejército enorme de indígenas gracias a los pactos creados por Malinche. En cambio, la historia de Latinoamérica sí reconoce a Malinche, pero como una mujer que traicionó a los suyos.

Elan Musical: sí. En México la llaman “la mala Malinche”.

Beatriz Luengo: exactamente. Malinche fue una figura clave para bien o para mal, ahí no me meto, pero que fue una figura clave es algo evidente y aquí en España no se la conoce. En los libros de texto no aparece, no la reconocemos, la pasamos por alto.

Elan Musical: muchos libros de texto de Lengua y Literatura aún hablan de Fernán Caballero cuando su nombre real fue Cecilia Böhl de Faber, Fernán Caballero es solo el pseudónimo que usaba para poder publicar, ya que haciéndose pasar por hombre todo era muchísimo más fácil. Es algo que se sabe, pero en los libros de texto aún se estudia a Fernán y no a Cecilia.

Beatriz Luengo: es algo tremendo. Una de mis historias se centra en Margaret King. Hoy en día se sigue hablando de los cuadros de su marido, Walter King, que jamás cogió un pincel. A mí me pasa de distinta manera, para muchos yo sigo siendo más “la de UPA Dance” que Beatriz Luengo. Creo que cuando pasas un momento de éxito con determinado nombre, a la gente le cuesta mucho digerir lo que hay detrás, aunque realmente lo que haya detrás desmonte lo que hay delante. No fue mi caso porque yo era actriz de una serie y lo que he hecho es evolucionar, pero me hago cargo de mi trabajo. Pues imagínate esas personas de las que hablamos. La historia debería cambiarse y empezar a nombrar a quien realmente lo merece, eso sería un gesto que indicaría que estamos en una sociedad que cree en la igualdad y que entiende todo esto. Supongo que el éxito de esta escritora, Cecilia, vino con el nombre de Fernán. A la gente le da exactamente igual que detrás de Fernán hubiese una mujer escritora: como su éxito llegó con el nombre en masculino, así se ha quedado. En mi libro también hablo de la doctora que inventó la vacuna de la sífilis y que practicó la primera cesárea del planeta. Ella se llamaba Margaret Ann, pero se tuvo que hacer pasar por hombre. Hoy en Inglaterra se sigue creyendo que el inventor de la vacuna de la sífilis fue James Barry.

Elan Musical: ¿y tú alguna vez has tenido que ocultar que eres mujer para tener más oportunidades?

Beatriz Luengo: mi marido y yo hicimos una canción y quisimos hacer un ejercicio para ver qué pasaba. Envié la canción y no obtuve respuesta. Más adelante la envió Yotuel bajo su nombre, quitando el mío, y recibimos una respuesta inmediata; de hecho, muy poco después de ese email ya estaba grabándola un artista masculino. Esto me pasó cuando pasé a componer para hombres. En seguida, por mi carrera musical, se me abrió la puerta para componer para mujeres y desde muy pronto compuse para mujeres de la industria musical. Cuando quise cambiar y componer para hombres, me encontré con una subestimación que decía que las mujeres tenemos una vulnerabilidad diferente y ni siquiera me daban la oportunidad. Pues fíjate, un día mando un mail con una canción y no me responden, pero a las dos semanas la manda Yotuel, ¿y qué pasó? A los cuarenta minutos contestaron y a las 48 horas estaba grabándola un artista masculino. Te puedo contar también que en una plataforma en la que participo, ‘She is the music’, me encontré con Erika Ender, la compositora de ‘Despacito’, y explicó que a día de hoy para componer para los artistas masculinos ella usaba un pseudónimo masculino.

Elan Musical: hace poco dijiste que tienes pensado sacar un disco en breves. ¿Alguna de las canciones que lo compongan tratará alguna de ‘El despertar de las musas’?

Beatriz Luengo: no. Estoy preparando algo como homenaje a una mujer que también me fascina, pero no es de las de dentro del libro.

Elan Musical: ¿en algún momento dudaste entre escribir las historias de las mujeres en forma de libro o de canción?

Beatriz Luengo: sí, de hecho tengo dos ideas que ya he empezado a maquetar, aunque no sé en qué acabará la cosa. He pensado en hacer una musa 13 con Dulce María Loynaz, que es una poetisa que me gusta mucho y que estuvo muy adelantada a su época. Tiene unos textos maravillosos. Sus poemas son muy cortitos, no dan para una canción completa, pero sí podría hacerla a partir de la idea de sus textos. También he pensado hacer un disco que pase por estas musas a nivel emocional, como si transitara su frustración y te contaran lo que podrían sentir.

Elan Musical: antes de despedirnos, ¿por qué crees que la gente debería leer ‘El despertar de las musas’?

Beatriz Luengo: es un libro para cualquier persona que en algún momento se haya sentido subestimado por una etiqueta. Es un libro que defiende que no somos solamente un género, una estatura, una edad o una orientación sexual: somos muchas cosas que tenemos dentro y que trabajamos todos los días. Creo que esas personas que alguna vez hayan sentido que algo de ellas les limita a seguir un objetivo pueden sentirse inspiradas por el libro; al final estas musas han sido personas subestimadas, es la clave. Es un libro para leer y es un libro para regalar a una persona a la que quieras levantarle el ánimo en su lucha.

2019-11-26T15:03:22+01:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies